La llave del fracaso

En mi querido Perú, nos hemos acostumbrado a hacer las cosas a la apurada, a vivir en desorden y a hacer todo a la ´Champa´ o a la que salga. Es por eso que conversando con viejos amigos que saben mucho de fútbol, llegué a la conclusión de que todos nos morimos por tener un entrenador de  renombre mundial, y todos aseguramos que con un peso pesado en la banca nacional por fin iremos al tan ansiado mundial.

Lo que pasa es lo siguiente. Venga Bielsa, Guardiola, Gareca o tantos otros buenos entrenadores mundiales, lamento decirles que no iremos a ningún lado. ¿Saben por qué? Por lo mismo que les puse al inicio de esto. Hacemos todo de prisa. Somos una sociedad que se acostumbró a la pendejada, a tomar el camino corto para llegar a nuestro objetivo. A nosotros no nos gusta el trabajo. Preferimos hacer algo rápido y malo que tomarnos un tiempo y dedicación para hacer algo con calidad. Eso es lo que ocurre en el fútbol peruano. Somos un perro hambriento que solo quiere un poco de agua sucia para calmar la sed.

Escuché decir como en otros tantos años ¡No! con un entrenador como Bielsa y con los jóvenes de ahora sí la hacemos. Lo mismo se dijo de Markarián y ahora todos lo odiamos. El pobre ´Mago´ no tiene la culpa de que el futbolista peruano sea  un mediocre. El hombre vino e hizo su trabajo. Le echamos la culpa a él y al vendito Loustau, árbitro argentino, de nuestro fracaso mundialista.

Ya tenemos más de 30 años en la misma bicicleta. No creen que es hora de cambiar la rutina. Es hora de dejar esa maldita esperanza de que con un buen entrenador vamos a ir al mundial. Es hora de mirar más abajo. Al lado, a nosotros mismos. Qué educación se le da no solo a nuestros futuros futbolistas, sino a todos nuestros hijos, sobrinos y nietos.  Ese es el problema. FALTA DE EDUCACIÓN. Vuelvan a mirar el partido contra Uruguay en Lima. Ese partido que definía nuestro pase a Brasil, no se perdió por falta de técnica ni de calidad, ese partido lo perdimos hace 15 o 20 años por falta de educación a los menores. Falta de profesionalismo y competitividad es lo que hace falta no solo a la selección peruana sino a todos nosotros en general.

Así que ya saben… dejen de ponerle fe al próximo entrenador de Perú y miren la educación que se está practicando en nuestro país. Ahí encontrarán la respuesta de por qué no vamos a un mundial hace 30 años.

About these ads

Acerca de serrafernando
El fútbol se ve casi todos los días, pero detrás de cada resultado hay una batalla campal con muchas estrategias..... Mi deber es descifrar aquellos movimientos de las escuadras y el porqué de cada marcador final.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 606 seguidores

%d personas les gusta esto: